Bebederos para ardillas

Junto con los comederos, los bebederos son un accesorio para tu ardilla imprescindibleque debe estar dentro de la jaula. Gracias a él, aunque pases el día fuera a tu ardilla no le faltara el agua. Pero, ¿qué tienes que tener en mente a la hora de comprarlo?

Además tener un lindo bebedero de ardillas que hidrate a tu mejor amiguita no es algo muy complicado. Quizás debas elegir el más adecuada para ella. En la tienda verás todo tipo de modelos de bebedero para ardillas, pero debes elegir el que más te guste y convine con su habitación. Así pues, ¿qué te parece una pequeña ayuda para escoger las decoraciones de ardilla más adecuada?

¿Qué tipos de bebederos hay en las tiendas?

Cada tipo de ardilla tiene su propia forma de beber, y por ello, cada una necesita un tipo de bebedero diferente. Lo más común es el tubo de pico de pato o los bebederos bajos de tubo ancho, sobre todo para las ardillas que tienen el asico corto. Gracias a la boquilla redondeada, su asico no es dañado al beber y es fácil de instalar.

Otra opción son los bebederos para ardillas de fin de semana. Son bebederos de gran capacidad para periodos largos. Aunque se han diseñado para los casos en los que te vayas de viaje, también te pueden venir bien si eres una persona muy ocupada y pasa muchas horas fuera de casa. Los de tipo tolva son ideales para dar de beber a varias ardillas a la vez o los curvos, fabulosos para cuando tienes que dar agua a un loro o un guacamayo. ¿Y qué pasa si tienes hamster? Pues que puedes comprarle uno de nuestros bebederos para jamster. Así nunca les faltará el agua.

¿Cada cuánto cambiar el agua del bebedero?

El agua del bebedero se la tienes que cambiar a tu ardilla a diario. Todas las especies de roedores requieren de agua fresca diaria, sobre todo durante el verano. Sin embargo, ahora viene lo más importante, ¿cuándo debes limpiarlo?

Ya sabrás que no se recomienda que las jaulas de las ardillas estén en el exterior o en zonas muy cercanas al sol. Si el sol da en el bebedero, no solo calienta el agua, sino que provoca la aparición de bacterias y toxinas en esta. Ante esto, lo que tienes que hacer es lavar bien el bebedero, al menos una vez por semana. Aunque tengas un solo pájaro en la jaula, es mejor que tenga dos bebederos, en dos lados distintos de la jaula, porque así te asegurarás de que nunca le falte el agua.

Los bebederos de gran capacidad pueden ser un problema

¿Sabes que hay bebederos de gran capacidad en las tiendas, verdad? Puedes pensar que eso es una ventaja, porque así a tu mascota nunca le faltará el agua. Sin embargo, es un problema cuando este se engancha por la parte de fuera.

¿El motivo? Cuando la ardilla termina de beberse el agua, no podrá evitar sentir la curiosidad de meterse por el hueco. Si es una ardilla pequeña, no tendrá problemas en escapar. Pero si es muy grande, podría acabar atascada y morir asfixiada. Por eso es mejor comprar bebederos de tubo, para evitar estos pequeños accidentes.

Poner bebederos para ardillas silvestres

En verano, especialmente, las ardillas buscan fuentes de agua de fácil acceso. ¿Y por qué no ofrecérselas? Si has decidido ayudar a las ardillas silvestres en su día a día, sería bueno que les pusieras algunos bebederos.

Mucha gente suele instalar unas pequeñas fuentes repartidas por su jardín o en las paredes de sus casas. Al mismo tiempo que las ardillas las usan para darse un baño también las usan para beber. Pero eso no es higiénico. Hay modelos muy pequeños, que simulan una balanza o de un pequeño cuenco, que se pueden colgar de un árbol, de una pared o de un poste. Fabricados en plástico, de acero e incluso de madera. Fáciles de poner y quitar, así como de limpiar para impedir la aparición de bacterias.

¿Es buena idea añadir vitaminas al agua?

Por norma general las mascotas no se van a tomar vitaminas y minerales por su cuenta. Y es posible que con la alimentación que le estés dando no esté recibiendo la cantidad suficiente de vitaminas y minerales. La mejor forma de suministrarle esto a un pájaro es a través de los bebederos para ardillas. Añade un poco cada vez que cambies el agua y el pájaro se lo tomará sin ningún problema. Debes acordarte, cuando le vuelvas a cambiar el agua, que debes limpiar bien el bebedero para limpiar los restos que puedan quedar.