Juguetes para ardilla

Tener los mejores juguetes para tu ardilla no es algo muy complicado. Tu amiguita necesita diversión al igual que uno, porque no complacerlas si ellas nos dan tanto amor, cariño y fidelidad. Quizás debas el juguete que más la sorprenda y entretenga. En la tienda verás todo tipo de juguetes para ardillas, pero debes elegir el que más te guste y el más entretenido para ella. Así pues, ¿Qué te parece una pequeña ayuda para escoger el mejor juguete de ardilla del mundo?

Un juguete para cada tipo de especie

Verás que en nuestra tienda encontrarás todo tipo de juguetes para ardillas de todas las especies, ya sea una ardilla voladora, una antilope, una de richardson o una ardilla de árbol.

Gracias a estos juguetes, no importa el tiempo que tu mascota pase dentro de la jaula, estará muy entretenido durante horas. Y todos a un precio estupendo. ¿Por qué vas a pagar más pudiendo ahorrar con nuestras ofertas?

Escoge bien el juguete para tu ardilla

Existen una serie de juguetes universales que sirven para todos los tipos de ardilla. Pero, según el tamaño de esta, podrás comprarle un juegue u otro a tu mascota. Se podría decir que los juguetes los podrías dividir en dos categorías:

  • Ejercicio: ¿No te fías de dejar suelta a tu mascota por casa para que estire las manos y las patas? Te encantará saber que existen muchos juguetes que ayudan a tu ardilla a hacer ejercicio mientras se está divirtiendo. Puedes ponerle un pequeño gimnasio dentro de la jaula, escaleras o cuerdas. Con ellas, no solo ejercitará sus patas, también las patas y mejorará su equilibrio y humor.
  • Diversión: Algunos juguetes solo están pensados para que las mascotas jueguen. Por ejemplo, los juguetes para morder o que hagan sonidos. Los de morder son ideales para mascotas grandes como los loros o guacamayos, pues así evitarás que sienta la tentación de morder los barrotes de la jaula. Por otro lado, los de sonidos suelen ser juguetes sonoros al morderlos o campanas. A algunas ardillas les hace gracia hacer sonar una campana, porque les gusta mucho el ruido.

¿Y unos juguetes para el exterior?

De vez en cuando es bueno que el hamster salga de la jaula para estirar las manos y las patas. No obstante, esto es algo que solo podrán hacer una vez que sepas que con una orden regresará a su jaula. La ventaja de los juguetes exteriores es que tu roedor tendrá mucho más espacio en el que moverse para jugar.

Los gimnasios exteriores grandes son lo mejor para que al ardilla gane fuerza al mismo tiempo que se está cuidando de su salud. Por otro lado, cuerdas colgadas del techo o varias perchas repartidas por la habitación, son el entretenimiento perfecto para una ardilla que ha pasado todo el día encerrado.

Mucho cuidado al elegir los juguetes

Con todas las mascotas hay que tener especial cuidado a la hora de comprar los juguetes. En todo momento hay que fijarse que estos no se rompan con facilidad o tengan alguna pieza pequeña. Las ardillas podrían arrancarla y tragársela, por lo que podría morir ahogado.

También es importante en mirar de qué material están hechos los juguetes. Algunos materiales son muy tóxicos para algunas especies de ardillas. Si entran en contacto con ellos con su boca, podrían morir de intoxicación. Por otro lado, los objetos que están fabricados con materiales de mala calidad, puedes ser baratos, pero dañan las patas de las ardillas. Los juguetes para ardillas siempre tienen que comprarse en una tienda que tenga el sello de calidad y solo ofrezca productos que hayan sido autorizados.

¿Cuál es la edad idónea para darle un juguete?

La mayoría de las ardillas al mes de vida ya se podría decir que entran en la etapa de la adultez, aunque sigan siendo ejemplares muy jóvenes.

Lo mejor es esperarse a que el ardilla tenga dos meses de vida, para que esté completamente desarrollado (sobre todo en las especies más grandes). Para que se acostumbre al juguete, hay que ponerlo con cuidado y no obligarlo a que juegue con él. Cuando el ardilla lo pruebe, por si solo comprenderá que es un juguete y que puede pasar tiempo divirtiéndose con él.

¿Cuántos juguetes hay que poner en una jaula?

Como a todas las mascotas, las ardillas disfrutan jugando dentro de sus casas. No obstante, no les gusta tenerlas demasiado llenas, porque se agobian. Piensa que muchos juguetes delimitan el espacio por el que tu ardilla puede moverse. Por ello, según el tamaño de la jaula deberías:

  • Pequeña: Pon dos juguetes y que estos no abulten demasiado, como una cuerda o una escalera.
  • Mediana: Con cuatro juguetes tu ardilla estará más que contento. Pero si la                                                ardilla es de tamaño medio, mejor pon solo tres.
  • Grande: Unos cinco juguetes deberían bastar para tener a tu ardilla contento si la jaula es grande.

¿Cada cuánto deberías cambiar los juguetes?

¿A ti te aburre la monotonía? A tu ardilla también, y por ello no puedes permitir que se aburra dentro de su jaula o podría acabar muy deprimido.

Los juguetes de dentro de la jaula deberías alternarlos con otros cada dos semanas o una vez al mes como máximo. De este modo, tu ardilla siempre tendrá un juguete nuevo con el que entretenerse y no se sentirá agobiado y sin saber que hacer dentro de la jaula.

¿Qué hacer cuando hay más de un ardilla en la jaula?

¿La cantidad de juguetes dentro de una jaula vendrá determinada por el número de ardillas de su interior? No, no debería ser así. Si tienen varios juguetes con los que entretenerse dentro de la jaula, no tendría que haber problemas, ya que cada uno buscará con que juguete entretenerse.

No obstante, si en la jaula hay un ardilla que sea más territorial con otro que es más dócil, esto puede representar serios problemas. Tienes que buscar la forma de que se acostumbren a utilizar todos los juguetes que les pongas en la jaula y compartirlos